Descubre si eres zurdo o diestro de ojo
Hasta los tres años, lo habitual es que el cerebro del niño practique con los dos lados del cuerpo. A partir de entonces, se define si un sujeto es diestro o zurdo.

Sin embargo, no sólo somos diestros o zurdos de pies y manos, también hay otras partes del cuerpo que tienen mucho que ver con esa clasificación. Por ejemplo, los ojos. A continuación os enseñamos a descubrir la lateralidad de los ojos.

La lateralidad es la preferencia que manifiesta un individuo por un lado u otro del propio cuerpo. De esta manera, uno de los costados se convierte en dominante frente al otro, y tiene el control de la situación en momentos en que se requiera habilidad, o fuerza.

Lógicamente, no siempre un sujeto es totalmente diestro o totalmente zurdo. La lateralidad también influye en órganos como oído y ojos, órganos en los que la distinción es poco clara.

Descubre si eres zurdo o diestro de ojo

Ejercicio para descubrir el ojo dominante

En el caso del ojo, si quieres descubrir tu lado dominante, debes realizar un experimento muy sencillo:

Relájate y colócate en una postura de descanso, con la vista despejada. Fija la vista en un objeto situado a cuatro metros de distancia (aproximadamente). A continuación, extiende tu brazo y señala el punto que acabas de mirar.

En esta misma posición, señalando con el dedo, primero cierra un ojo y luego el otro, alternativamente. En una de las dos acciones, tu brazo dejará de señalar el punto que habías enfocado. Ese es el ojo débil. En cambio, el ojo dominante es aquel que mantiene la misma visión que si no cerrásemos ningún ojo.

La prueba es inequívoca: el resultado es el mismo siempre. Sin duda, se trata de una interesante manera de conocernos un poco mejor a nosotros mismos.