Descubre el terremoto más potente jamás registrado
El 24 de mayo de 2013 tuvo lugar el terremoto más potente jamás registrado. Afortunadamente, su localización no puso en peligro a nadie: el fondo del mar. Ocurrió en el mar de Okhotsk, en la costa oriental de rusia.

Sin embargo, aún no se conocen las causas de semejante terremoto. El fenómeno ocurrió a 609 kilómetro de profundidad y fue de magnitud 8,3. Según se sabe, liberó la energía equivalente a 36 millones de kilos de dinamita. Sólo él produjo una grieta de 180 kilómetros de largo. A continuación, más detalles.

El 24 de mayo de 2013 miles de estaciones en todo el mundo registraron este fabuloso terremoto. La energía liberada triplico a la del terremoto más potente registrado hasta la fecha. El deslizamiento de las placas tectónicas tuvo una velocidad de ruptura de unos 9.000 kilómetros por hora. Según se sabe, el terreno se desplazó 10 metros en un instante.

Movimientos de tierra profundos

Las cifras son estrambóticas. Efectivamente, los científicos creen que aquel terremoto fue diferente, como si varias fallas al mismo tiempo hubiesen estado involucradas. Al parecer, el hecho de que la placa del Pacífico sea más fría puede ser un indicador de la violencia del seismo.

Los movimientos de tierra más profundos tienen lugar en zonas de transición entre el manto superior y el inferior, situado entre 400 y 700 kilómetros de profundidad. Estos movimientos son la consecuencia directa de la tensión que se ejerce sobre una placa subyacente cuando una lámina de la corteza terrestre se desliza debajo de otra.

Afortunadamente, estos terremotos no causan temblores lo suficientemente potentes en la superficie, de modo que los daños, finalmente, son mínimos.