Descubren cómo funciona el cerebro cuando aprende
¿Cómo aprendemos o, lo que es lo mismo, cómo consigue nuestro cerebro absorber y analizar nueva información? Al igual que en otros muchos aspectos, también en éste el funcionamiento del cerebro es un misterio para la ciencia, si bien se van logrando interesantes avances, como el reciente descubrimiento que acaban de hacer cientificos del Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT) que estudian este fenómeno.

Un grupo de investigadores del MIT ha hallado en la sincronización de dos regiones del cerebro la clave que explicaría la flexibilidad del aprendizaje, hasta ahora atribuida a las sinapsis o conexiones entre las neuronas, base también de la memoria a largo plazo.

La flexibilidad de la mente

En concreto, las ondas producidas en la corteza prefrontal y el cuerpo estriado se sincronizan cuando se aprenden categorías, es decir, cuando se clasifican objetos. El proceso es instantáneo, anterior y más rápido incluso que las sinapsis. Por lo tanto, esa sincronización sería “el auténtico origen de la flexibilidad de la mente humana”, explica Earl Miller, autor principal del estudio:

Si se pueden cambiar los pensamientos en un momento, no puede ser que para ello haya que estar haciendo nuevas conexiones y descomponiéndolas constantemente. La plasticidad no se da en ese tipo de escala de tiempo. Tiene que haber alguna manera de establecer dinámicamente circuitos para corresponder a los pensamientos que estamos teniendo en ese momento, y si luego cambiamos nuestra mente un momento después, esos circuitos se rompan de alguna manera. Creemos que las ondas cerebrales sincronizadas pueden ser la manera en que lo hace el cerebro.

Descubren cómo funciona el cerebro cuando aprende
Se desconoce qué permite que ocurra esa sincronización, qué mecanismo permite que esos circuitos coordinen su funcionamiento con el fin de interactuar y así mejorar esa plasticidad cerebral a largo plazo, pues la mente está actualizando constantemente su conocimiento.