Descubren miles de montañas submarinas
No es necesario subirse en un cohete o mirar por un telescopio en busca de lo ignoto. Aunque indagando en nuestro planeta no encontraremos cambios en la orografía lunar, la explosión de una supernova, nuevos planetas ni remotas galaxias, lo cierto es que la Tierra todavía guarda grandes misterios no menos espectaculares.

Eso sí, los satélites pueden sernos de gran ayuda para descubrir muchos de ellos, como ha ocurrido en esta ocasión con un interesante hallazgo realizado por un grupo de investigadores del Instituto Scripps de Oceanografía.

Utilizando datos de varios satélites, se ha elaborado un nuevo mapa de los fondos oceánicos del planeta, mucho más detallado y preciso, que revela las estructuras que reposan en las zonas abisales, según se publica en la revista Science.

Colinas abisales

El descubrimiento de miles de montañas submarinas es una de las grandes novedades que supone este mapa, así como datos sobre la formación de los continentes que todavía están sin analizar, de los que se espera puedan hacer luz sobre la teoría del movimiento de los continentes, entre otras que tratan de explicar su evolución desde un continente único.

Descubren miles de montañas submarinas
Casi todas las nuevas montañas submarinas son de un kilómetro o más de altura, colinas abisales que se pueden ver con claridad mediante este modelo informático, permitiendo investigar en alta resolución también las cuencas oceánicas.

Lejos de ser extraños fenómenos, las colinas oceánicas son “las formaciones más comunes del planeta”, explica David Sandwell, líder de la investigación. Por último, el mapa permitirá estimar con más precisión la profundidad de los océanos.

El nuevo mapa duplica los detalles de su versión anterior, realizada hace casi dos décadas, ahora perfeccionado gracias a un nuevo modelo informático que recoge datos gravitatorios del fondo oceánico proporcionados por el satélite CruoSat-2, de la Agencia Espacial Europea y el satélite Jason de la NASA.