Descubren que los delfines se llaman por su nombre
Un descubrimiento asombroso: cada delfín mular tiene un silbido asociado que es único y que le sirve para ser identificado.

Científicos de la universidad de St. Andrews han descubierto que los delfines pueden imitar el silbido de otro delfín para llamarle o reclamar su atención, exactamente igual que cuando nosotros llamamos a alguien por su nombre.

El descubrimiento se ha publicado en la prestigiosa revista Proceedings of the Royal Society, y ayudará a profundizar en el estudio del lenguaje de los delfines.

Porque, efectivamente, los delfines son unos excelentes imitadores de voces. Incluso son capaces de imitar extravagantes sonidos artificiales creados para ponerlos a prueba. Hacía cincuenta años que se conocían los silbidos, pero no se sabía de esta herramienta de llamada unipersonal.

Descubren que los delfines se llaman por su nombre

Un estudio que lleva tiempo cociéndose

Ha sido el biólogo marino Stephanie King junto a sus colegas de St. Andrews el que ha realizado el descubrimiento. Para ello se ha servido del análisis acústico de 250 delfines mulares capturados entre 1984 y 2009. Los delfines que se encontraban separados del grupo se llamaban entre sí con promedios de hasta 5,3 veces por minuto.

Ahora hay que estudiar en profundidad si estos silbidos esconden patrones de información más complejos. Aún así, el simple hecho de que un animal reconozca a un igual y sea capaz de llamarlo por su nombre es algo sencillamente espectacular. Igual que nosotros cuando perdemos a alguien de vista, y tal y como nosotros lo haríamos de estar perdidos o necesitados de una compañía querida.