Descubren que los peces homosexuales tienen más éxito con las hembras
Desde hace tiempo se sabe que la homosexualidad no es un fenómeno exclusivo de los humanos, sino que forma parte de la naturaleza y se da en múltiples especies, desde los gusanos hasta los delfines.

Pero ahora un reciente estudio publicado por la Royal Society Británica ha descubierto que los machos con un comportamiento netamente homosexual resultan más atractivos para las hembras. Interesante. Vamos descubrir cómo ocurre.

Según se desprende en el estudio, los animales que se aparean con otros del mimo sexo, tienen más posibilidades de aparearse más tarde de manera heterosexual. Así pues, las hembras eligen a sus compañeros en función de patrones sociales como el comportamiento que los machos tienen con aquellos que les rodean.

Lo interesante de este descubrimiento es que parece que se trata de un patrón extendido en todas las especies, aunque los primeros estudios al respecto se hayan realizado sobre ejemplares del pez poecilia, en México.

El experimento se desarrolló en la Universidad de Frankfurt en condiciones de laboratorio. Los peces con un cuerpo pequeño y con un colorido menos llamativo, fueron los que adoptaron un comportamiento de tipo homosexual. El resto de machos, más agresivos, se encargaban de proteger a las hembras.

Y aunque al principio las hembras mostraron interés por los peces más poderosos, luego empezaron a interesarse por los más débiles, que al carecer de pareja habían desarrollado comportamientos homosexuales.

Del estudio se desprende que en aquellas especies donde sólo los machos pueden ser homosexuales, estos tienden a largo plazo de adquirir comportamientos bisexuales. Como si la homosexualidad, en estos casos, se tratara de una estrategia para conseguir a las hembras.