estrellas-galaxia
Los astrónomos andan siempre metidos en situaciones de suspense, haciendo descubrimientos que no siempre responden preguntas, sino más bien al contrario: las multiplican, justo lo que ha pasado con el descubrimiento de una intrigante familia de estrellas en la Vía Láctea.

Una galáctica morada que compartimos con vecinos ocultos, como ocurre con esta nueva familia de estrellas hallada en el núcleo de la misma, lo cual proporciona nuevos conocimientos sobre las primeras etapas de la formación de nuestra galaxia.

El origen de la Vía Láctea

Gracias a este hallazgo de Ricardo Schiavon, científico de la Liverpool John Moores University, será posible avanzar en el descubrimiento de los orígenes de las concentraciones de un millón de estrellas formadas al principio de la historia de la Vía Láctea, conocidas como cúmulos globulares.

estrellas-galaxia-2
La familia de estrellas descubierta podría haber formado parte de grupos globulares que fueron destruidos cuando se empezó a formar el centro galáctico de forma violenta.

De haber sido así, la ciencia entiende que en esta etapa inicial habrían existido unas 10 veces más cúmulos globulares en la Vía Láctea. Tirando del hilo, se concluye que una buena parte de las viejas estrellas que ahora se encuentran en las partes internas de la galaxia habrían formado parte de aquellos cúmulos globulares destruidos.

“Este es un hallazgo muy emocionante que nos ayuda a abordar preguntas fascinantes como cuál es la naturaleza de las estrellas en las regiones interiores de nuestra galaxia. Cómo se formaron los cúmulos globulares y qué papel jugaron en la formación de la Vía Láctea y, por extensión, en la formación de otras galaxias”, concluye Schiavon.