Diferencia entre ciencia y tecnología
Hoy trataremos un tema fundamental para este blog. Se trata de un asunto que no acaba de quedar del todo claro y que merece la pena examinar en profundidad para esclarecerlo. Es muy sencillo: ¿Cuál es la diferencia entre ciencia y tecnología?

A continuación trataremos de responder a esta pregunta con el máximo rigor y de manera didáctica y clara, para aquellos lectores que quieran comprender el significado de ambos términos.

Está claro que tanto ciencia como tecnología están estrechamente ligadas, ¿pero cuál es su relación? Podría producirse un primer acercamiento así: la ciencia se ocupa de profundizar y ampliar el conocimiento de la realidad, y, en cambio, la tecnología se ocupa de ofrecer medios y procedimientos que satisfagan necesidades.

Es decir, la ciencia se encarga de estudiar las cuestiones a nivel teórico: su finalidad es formular leyes, principios y teoremas. En cambio, la tecnología sería su aplicación práctica en utensilios. Un ejemplo: ciencia sería el estudio de los fenómenos cuánticos y tecnología sería, por ejemplo, construir un ordenador que funcionara a partir de dichos fenómenos cuánticos.

Diferencia entre ciencia y tecnología

Retroalimentación asegurada

Si lo pensamos bien, muchos aparatos tecnológicos desarrollados a partir de estudios científicos, nos permiten mejorar el mismo estudio de la ciencia. Un ejemplo de ello es el CERN, el acelerador de partículas. De esta manera, ciencia y tecnología se retroalimentan continuamente y avanzan a la par.

No queremos dejar de recomendar un libro fundamental para profundizar sobre el tema y para conocer en detalle las diversas teorías al respecto de qué es ciencia y qué es tecnología. “¿Qué es esa cosa llamada ciencia?”, de Alan F. Chalmers, además de ser un titulo divulgativo, es un riguroso ensayo que aclarará muchas ideas.