Donación de órganos
La donación y los trasplantes de órganos son muy importantes porque además de salvar vidas, mejoran la situación que muchas personas con enfermedades crónicas sufren a lo largo de su vida. Aunque no todos los órganos se pueden donar, los más solicitados para donaciones y trasplantes son las córneas, el pulmón, el corazón, el hígado, el riñón y la sangre.

El tejido ocular se puede trasplantar y este es el caso de las córneas que permiten que la luz penetre en el ojo. Se utiliza en la mayoría de los casos en infecciones, córneas opacas y perforaciones opacas. La recuperación visual es bastante lenta ya que tarda un año, no obstante es el trasplante con más éxito, ya que disfrutar de una buena vista durante el resto de tu vida no tiene precio.

El pulmón es otro de los órganos más frecuentes en las donaciones. En esta parte del organismo se realiza el intercambio gaseoso, es decir nuestro cuerpo elimina el CO2 e incorpora oxigeno que la sangre lleva a los tejidos. Este trasplante se utiliza sobre todo en enfisemas, obstrucciones pulmonares hereditarias, infecciones crónicas y engrosamiento del tejido pulmonar.

El corazón es el músculo más importante del cuerpo humano. Bombea sangre a todo el organismo, para que le llegue el oxígeno procedente de los pulmones. Se trasplanta cuando hay una enfermedad grave de las arterias coronarias y enfermedad valvular cardíaca o congénita grave. Puede suceder que el paciente experimente un rechazo al tejido que se controla adecuadamente con medicamentos y cuidados especiales.

El hígado sintetiza las distintas proteínas y desintoxica el cuerpo de sustancias que llegan a través de los intestinos. Un 75% de los pacientes sobreviven al menos 3 años más después de la operación. El riñón también está muy presente en temas de donaciones. El 90% de los pacientes sometidos a este trasplante disfrutan de una vida totalmente sana después de un año. Otra de las donaciones más frecuentes es la de sangre, lo que no perjudica en ningún caso la salud del donante que puede hacer sus actividades diarias de manera normal.