Ecosistemas en las profundidades del Mar Caribe
Especies únicas en todo el mundo, de gran belleza y biodiversidad, habitan en las profundidades del Mar Caribe. Unos ecosistemas que demuestran lo increíblemente compleja que puede llegar a ser la naturaleza, donde incluso en las condiciones más extremas puede desarrollarse alguna forma de vida.

De hecho, en las profundidades de estos paradisíacos mares encontramos unas chimeneas volcánicas submarinas, donde las elevadas temperaturas pueden calentar el agua hasta los 450 grados. Se trata de unas fuentes hidrotermales que brotan en aquellos lugares, en los que la corteza marina se abre, dejando escapar los gases y los materiales del manto terrestre.

Para sorpresa de muchos, los científicos han descubierto que en estos lugares existen multitud de formas de vida, de gran biodiversidad. Unas singulares especies que habitan en la más absoluta oscuridad y con unas temperaturas que en la mayoría de los casos, superan los 100°C. Esta situación da lugar también a una increíble variedad de minerales que son el alimento de muchos microorganismos.

Los biólogos se muestran sorprendidos ante estos complejos y sobrecogedores ecosistemas, que son capaces de albergar formas de vida. Las condiciones ambientales que se dan en las profundidades del Mar Caribe cuestionan los límites permitidos para que se desarrolle la vida. De hecho, la chimenea volcánica submarina más profunda se encuentra a 5.000 metros de profundidad, en una falla del fondo del Mar Caribe.

En estas profundidades, la temperatura del agua asciende hasta la escalofriante cifra de 450 °C. Unas temperaturas que hacen posible la existencia de una gran variedad de minerales y de formas de vida. Especies como por ejemplo unas gambas de origen desconocido, habitan en las columnas rocosas de las chimeneas. Unos sorprendentes hallazgos que han sido desvelados por la revista científica Nature Communications, en una investigación realizada por un equipo de expertos de la Universidad británica de Southampton.