El 2010 fue el año más cálido
Nuestro planeta sufre cada vez más las consecuencias del cambio climático y las estadísticas no dejan lugar a dudas. Según un informe del Centro Nacional de Datos Climáticos realizado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, el pasado 2010 igualó la temperatura del 2005, situándose como dos los años más cálidos desde 1880.

De esta forma, la temperatura media del siglo XX ha experimentado un ligero crecimiento. A pesar de los duros inviernos, de la ola de frío sufrida en buena parte del continente europeo, la corriente El Niño consiguió elevar la temperatura de los últimos meses del año, provocando que algunas zonas del planeta sufrieran grandes contrastes climáticos.

Un dato que resulta realmente sorprendente es la situación que se vivió en Rusia desde junio hasta mediados de agosto donde una ola de calor destruyó buena parte de cosechas de trigo, mientras en Pakistán provocó inundaciones que causaron grandes estragos entre la población.

Un aspecto muy preocupante de este informe es que la emisión de gases invernaderos continúa afectando en gran medida a nuestro clima y al calentamiento global del planeta. Y es que desde el 2000, todos estos años han registrado las temperaturas medias más altas, superando así las previsiones de muchos.

De momento los expertos ya están haciendo nuevos pronósticos que resultan poco esperanzadores, ya que según los científicos de la ONU, en este siglo XXI las condiciones climáticas serán todavía mucho peores. Esto se debe principalmente a la emisión de gases contaminantes y a la deforestación de nuestros bosques. Si a todo esto sumamos la desaparición de muchas especies de plantas y animales, nuestro futuro se presenta en todos los sentidos bastante negro.

A pesar de los intentos de muchas organizaciones y países de intentar poner freno a esta situación, las previsiones son poco tranquilizadoras. De nuevo se pone en evidencia la importancia de cuidar y proteger nuestro planeta, antes de que sea demasiado tarde.