El alcoholismo puede depender del tipo de vaso que utilicemos para beber
Hoy os traemos los resultados de una curiosa investigación realizada en la Universidad de Bristol cuyo tema es el alcohol y sus excesos, algo que, de una forma u otra, nos interesa a muchos.

Según parece, se ha descubierto que las bebidas alcohólicas se consumen más deprisa cuando no se utilizan vasos en los que es difícil calcular cuánto hemos bebido. Por ejemplo, en los vasos rectos se bebe un 60% más lento que en vasos curvos. Una diferencia más que notable.

Este equipo de investigación estudió la relación entre las diversas formas de los vasos y la velocidad de ingesta de alcohol. Lo primero y más importante que descubrieron es que sólo hay una relación entre ambos parámetros en el caso de las bebidas alcohólicas. Es decir, si hablamos de agua o de zumo de melocotón, por poner un ejemplo, los resultados de este estudio no tienen sentido.

En el estudio los participantes tenían que beber bebidas alcohólicas y no alcohólicas en vasos con diversas formas. Angela Atwood comentó para nosotros los resultados de esta investigación:

Debido a los daños que acarrea el consumo de alcohol excesivo, existe un interés por parte de las administraciones para buscar estrategias que controlen esta adicción. Muchos beben de manera responsable, pero siempre es conveniente mantener el control. El descubrimiento ayudará a reducir, en alguna medida, los excesos en el consumo.

También es posible que ocurra todo lo contrario: que las empresas tomen nota de este estudio y se dediquen a promocionar los vasos curvos, en los que está demostrado que el alcohol se consume mucho más rápido. Al parecer, la persona que se enfrente a un vaso curvo no logra determinar con claridad cual es el punto medio de dicho recipiente lleno de bebida, de manera que los cálculos que realiza sobre lo que va a beber siempre son equivocados y siempre se elaboran a la baja.

El artículo ha sido publicado en la revista científica Plos One. No cabe duda de que, detrás de la apariencia bromista de este estudio, estamos ante unos datos sin duda muy relevantes.

Vía: Plos One