El arrecife de coral más grande del mundo
La Gran Barrera de Coral de la costa australiana de Queensland es la mayor del planeta. Un hermoso paisaje submarino de aguas tropicales que es recorrido por intrépidos submarinistas y enamorados de la naturaleza, donde habitan una amplia variedad de especies animales y vegetales de incalculable belleza y diversidad ecológica.

Sin embargo, estos impresionantes mundos submarinos corren el riesgo de desaparecer ya que se encuentran seriamente amenazados, debido sobre todo a la contaminación terrestre, al calentamiento global del planeta y a algunas actividades humanas como la sobrepesca.

El arrecife de coral más grande del mundo
Un hermoso paisaje en el que se esconden innumerables atractivos ecológicos, y que es un verdadero regalo de la naturaleza. La mayor atracción turística del país se extiende a lo largo de unos 2.600 kilómetros, y es incluso visible desde el espacio.

La importancia ecológica de la Gran Barrera de Coral es tal, que se conoce también como el ser animal vivo más grande del mundo. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es el destino preferido de los turistas que surcan sus cristalinas y transparentes aguas en busca de las 1.800 especies diferentes de peces que habitan en estas aguas, junto con cerca de 125 tiburones, más de 5.000 especies de moluscos y unas 4.000 especies de coral.

El arrecife de coral más grande del mundo
Sin embargo, existen otros muchos animales que son muy característicos del mayor arrecife del mundo, como por ejemplo la tortuga verde que además está en peligro de extinción. Un hermoso rincón del planeta en el que se dan cita algunas de las especies animales más hermosas y singulares del mundo, como la serpiente de mar, la ballena jorobada o el delfín del Indo-Pacífico.

Un hábitat que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y que se encuentra en serio peligro debido a la pesca indiscriminada, a pesar de los proyectos impulsados para proteger esta zona.