El campo magnético del Sol está a punto de invertirse
Esta noticia no es moco de pavo, todo lo contrario. Actualmente, si nos acercáramos al Sol, comprobaremos que la brújula de nuestra nave enloquece. ¿Por qué? Porque nuestra estrella está a punto de invertir su campo magnético.

Se trata de un fenómeno que ocurre cada once años. Este fenómeno tiene consecuencias directas en el Sistema Solar y también, claro, en la Tierra. Vamos a descubrir, a continuación, en qué medida nos afectará.

Al parecer, la inversión del campo magnético del Sol podría dañar visiblemente las redes de distribución de energía y el sistema de satélites GPS. Por eso decimos que no es moco de pavo. De ser un fenómeno virulento, podria causar el caos.

Las inversiones de campo magnético se registran desde 1975. Esta será la cuarta vez que se tomen datos del fenómeno. El cambio no es repentino, sino que en el transcurso de un mes las manchas solares se desintegran y el campo magnético se desplaza desde el ecuador hacia uno de los polos.

Con este desplazamiento, queda erosionado el actual campo magnético, que a su vez se recoloca en la polaridad opuesta. Algo muy parecido al movimiento constante de las mareas, pero cada 11 años.

Máxima actividad del Sol

Además, el Sol se encuentra actualmente en una fase de máxima actividad (más manchas solares y más erupciones de masa coronal). De manera que, al coincidir los dos eventos, el cambio de polaridad se dejará notar más dentro de la heliosfera, el campo de influencia del Sol.

Por otro lado, las ráfagas de partículas del Sol interactuarán con el campo magnético de nuestro planeta. Esto tendrá como resultado fabulosos espectáculos de auroras boreales, pero ojo, también puede provocar fallos en los sistemas electrónicos, tal y como hemos mencionado.

Seguiremos de cerca el fenómeno. Afortunadamente, todo parece indicar que el próximo ciclo será mucho más calmado que este y que el peligro de daños será mínimo. Ahora, toca capear el temporal y a prepararnos.