El cerebro también se cansa con el ejercicio
Incluso el deporte en exceso puede ser perjudicial. En dosis adecuadas eleva los niveles de serotonina (un neurotransmisor que mejora nuestro estado de ánimo) y, por otra parte, el ejercicio de los músculos favorece la creación de nuevas neuronas en el hipocampo.

Sin embargo, practicado en exceso, el deporte se convierte en un arma de doble filo: mata células cerebrales, provoca fatiga y desequilibra al cerebro. Esto es lo que ha descubierto recientemente investigadores de la Universidad de Copenhague.

Cuando nuestro cuerpo se encuentra en situaciones de gran esfuerzo, el cerebro pierde prestaciones y trata de evitar la hiperactividad a todos los niveles. El estudio se ha realizado a partir del análisis del cerebro de tortugas.

El cerebro también se cansa con el ejercicio

Fatiga central y fatiga muscular

Demasiado esfuerzo provoca un efecto conocido como “Fatiga Central”, que limita la capacidad de contracción de las fibras de los músculos y que ocurre al margen de la fatiga muscular. Esta fatiga central tiene que ver con el nivel de serotonina en el cerebro.

Por este motivo, las personas que se medican con antidepresivos se cansan antes: los fármacos elevan la serotonina y desatan la fatiga central.

Por primera vez se ha aclarado qué papel juega la serotonina en el marco de la fatiga central. No estaba claro que pudiera tener efectos nocivos su liberación. Pero es precisamente un exceso de serotonina lo que provoca la Fatiga Central y alcanzar el límite del cerebro, que obliga a detener el ejercicio cuando la tensión es excesiva.

Según los investigadores, este descubrimiento podría ayudar a crear fármacos que operaran en enfermedades de parálisis cerebral o rigidez muscular, porque se habrían comprendido los mecanismos de liberación de las sustancias que activan los músculos.