El cometa Ison ya puede verse a simple vista
Hace unas semanas ya hablamos de este cometa, Ison. Y lo hicimos porque entonces la comunidad científica creía que podía llegar a convertirse en un fenómeno asombroso, nunca visto en la historia reciente del hombre.

Pues bien, los vaticinios empiezan a cumplirse, pues el cometa Ison ya es visible a simple vista. Y el espectáculo tan sólo acaba de empezar. A continuación, todos los detalles.

En diciembre, según nos aseguran, Ison se convertirá en uno de los cometas más espectaculares de la Historia. Hace apenas unos días vivió un estallido de actividad que aumentó su producción de gases y su brillo: ahora es visible a simple vista.

Alcanzará su máximo acercamiento al Sol el 28 de noviembre. Esta aproximación permitirá que aumente su temperatura y que el hielo que transporte se caliente y evapore generando una larga cola.

Aumento inesperado de actividad

Al parecer, Ison ha aumentado su actividad mucho antes de este momento debido a la sublimación del ácido cianhídrico, asíc omo a la sublimación del agua. Pablo Santos, responsable del CSIC, lo explica así:

Una posible explicación para el estallido reside en que el eje de rotación ha estado bastante alineado con la dirección Sol-cometa, de modo que solo un hemisferio del núcleo cometario ha recibido radiación y puede haber “hielos frescos” (en el otro hemisferio) que apenas hayan recibido luz solar hasta ahora.

Para observar el cometa, los usuarios podrán acudir a diversos observatorios: Observatorio de Calar Alto, Observatorio de Sierra Nevada, Observatorio del Roque de los Muchachos en La Palma, o radiotelescopio IRAM en el Pico Veleta.

Sin embargo, hay altas posibilidades de que el cometa se vea en toda su intensidad con apenas unos prismáticos. A medida que se acerque la fecha clave, informaremos al detalle de los hechos.