El cráneo de cocodrilo más antiguo de Europa
El último gran descubrimiento fósil tiene como protagonista a los yacimientos de Arén, que se encuentran situados en el Pirineo Oscense, donde se ha encontrado el cráneo fosilizado de un cocodrilo de hace 65 millones de años. Por el momento, Arenysuchus gascabadiolorum, el nombre científico con el que ha sido bautizado, se convierte en el fósil más antiguo del viejo continente y el segundo a nivel mundial.

Aunque el descubrimiento no es reciente, ya que fue realizado el pasado 2008, sus investigadores no lo han hecho público hasta ahora. Los responsables del estudio son un grupo de expertos de la Universidad de Zaragoza y pertenecen al grupo Aragosaurus-IUCA, que han publicado los datos en la revista especializada PLoS One.

El animal en cuestión es un cocodriloide de pequeño tamaño, cuya longitud podría variar entre 1 y 1,5 metros. Por lo que se refiere a su aspecto y a su estilo de vida, serían muy similares al de los cocodrilos actuales. Arenysuchus pertenecería al denominado grupo de los cocodrilos verdaderos, donde se encuentran todas las especies contemporáneas como los caimanes, además de otras muchas especies extintas.

Un dato que ha sorprendido a los científicos es que el ejemplar descubierto en Arén presenta unas características muy similares a otras especies también descubiertas en América. Esto apuntaría a unas posibles migraciones entre especies, lo que a su vez hace pensar a los expertos que en realidad no existía en aquella época un aislamiento tan grande como siempre se ha creído.

Los científicos pensaban que en aquel momento de la historia, Europa era un conjunto de islas infranqueables, pero este tipo de descubrimientos de fósiles hace que las mentes más brillantes del planeta se replanteen ciertas teorías. Un hallazgo determinante para conocer en profundidad cómo era nuestro planeta en diferentes épocas históricas, logrando esclarecer ciertos asuntos que tiene en jaque a la comunidad científica.