El descubrimiento del bosón de Higgs es inminente
Según las últimas filtraciones realizadas a la prensa, todo indica que tras años de investigación los científicos que trabajan en el CERN, el gran laboratorio europeo de física, han dado por fin con el famoso bosón de Higgs, la partícula elemental que faltaba por descubrir para completar el modelo estándar de la física.

Si las filtraciones no son erróneas el anuncio se producirá entre el 4 y el 11 de julio en la Conferencia Internacional de Física de Altas Energías (Ichep).

Periódicos de prestigio como el The New York Times han desvelado que un equipo de físicos del CERN está ultimando el análisis de un set de datos en el que se ha encontrado claramente el rastro de esta esquiva partícula que, desde hace décadas, la ciencia está buscando.

El bosón de Higgs es una partícula elemental responsable de que el resto de partículas tengan masa. Aunque ha sido descrita en los modelos matemáticos, nadie ha sido capaz de identificarla hastaa hora.

En el mes de diciembre los investigadores del CERN, lugar donde se aloja el acelerador de partículas más potente del mundo, confirmaron que habían identificado una señal de la categoría Sigma 3. Este tipo de señal indicaba que el bosón de Higgs había sido identificado con un 99,87 por ciento de certeza.

Sin embargo, para poder anunciar su descubrimiento con total seguridad, era necesaria una precisión mayor equivalente a la recepción de una señal Sigma 5, que hubiese reducido la probabilidad de error a un 0,000028 por ciento.

Aunque esta señal no ha sido identificada, los rumores indican que los científicos encargados de los experimentos Atlas y CMS han visto, por separado y de manera independiente, dos señales Sigma 4. El hallazgo cruzado podría ser suficiente para anunciar la existencia del bosón de Higgs.

Estaremos al tanto de la confirmación. De producirse, terminará una búsqueda que ha implicado a las mentes más brillantes del mundo de la física durante más de cuarenta años. Y esto es lo más interesante: según los últimos datos filtrados, el famoso bosón de Higgs podría tener algunas propiedades que los modelos teóricos no han previsto. De ser así, estamos ante las puertas del inicio de una nueva Física por completo desconocida para nosotros.