El dibujo más antiguo de un faraón egipcio
Si eres un gran aficionado a los misterios que envuelven a la fascinante civilización egipcia, el artículo de hoy seguro que te interesa, puesto que está dedicado al que por el momento es el dibujo más antiguo de un faraón egipcio. Un descubrimiento realizado por un grupo de arqueólogos estadounidenses e italianos que ha tenido lugar a unos 800 kilómetros de El Cairo. Según los arqueólogos el faraón protagonista de los dibujos pertenece a la Dinastía cero, es decir 3.200-3.000 a.C, una época histórica en la que tenía lugar la creación del estado y la formación de la primera dinastía.

Por lo que se refiere a la pieza de arte, se aprecian unos jeroglíficos y las primeras estampas que pertenecen a una celebración real. En cuanto a la figura del faraón, se muestra retratado con una corona y escoltado por devotos del dios celeste Horus, aunque también aparecen representaciones que hacen referencia a enfrentamientos, celebraciones en barcas, diversos símbolos relacionados con el poder y animales.

Además del valor que tiene este dibujo desde el punto de vista histórico, a los científicos también les ha sorprendido la compleja composición de esta asombrosa inscripción que se localiza en la zona de Al Hamdulab, es decir al noroeste de la ciudad egipcia de Asuán.

Al analizar con más detalle todos los elementos de esta pieza de arte rupestre los expertos arqueólogos descubrieron también que existen ciertas similitudes con la paleta de Narmer. Una placa de pizarra tallada con bajorrelieves que tiene diversas interpretaciones de carácter político y religioso, y que en la actualidad se encuentra en el Museo Egipcio de El Cairo. Sin lugar a dudas, se trata de una pieza de incalculable valor artístico e histórico que por el momento presume de ser la inscripción más antigua, además de un fiel reflejo de la asombrosa y legendaria civilización egipcia.