El genoma del abeto de Navidad es siete veces más complejo que el humano
¿Quién lo hubiese dicho nunca? Al parecer, según han demostrado científicos de la Universidad de Umea y Carolina del Norte, el genoma del abeto de Navidad (Picea Abies) ha resultado ser siete veces más complejo que el humano.

El conocido árbol, que aparece en fechas navideñas en todo el mundo, pertenece al grupo de las coníferas, un tipo de árboles muy antiguo, perennes y de hoja estrecha. A continuación, descubrimos qué implica este hallazgo. ¿Por qué es más complejo un árbol que nosotros?

Los Picea Abies son árboles que tienen cerca de 300 millones de años de antigüedad, es decir, un pasado evolutivo muy extenso. Por otra parte, son muy longevos. En 2008 se encontró un ejemplar cuyas raíces tenían 9.950 años de antigüedad.

Ahora, el hallazgo de un genoma tan complejo, se une a su proverbial longevidad y antigüedad. Tiene 20.000 millones de pares de bases (20 gigabases) y unos 29.000 genes funcionales. Su longitud es siete veces mayor que la del genoma humano. De hecho, nuestro genoma, apenas tiene 3.200 millones de pares de bases. Eso sí, el número total de genes es parecido: nosotros tenemos 27.000

El genoma del abeto de Navidad es siete veces más complejo que el humano

¿Por qué un genoma más extenso que el nuestro?

Al parecer, el ADN de este tipo de árboles tiene un gran número de secuencias repetitivas de ADN que se han ido acumulando a lo largo de 100 millones de años de historia evolutiva. Estas secuencias no han sido eliminadas, cosa que los científicos no acaban de comprender, pues otros tipos de planta cuentan con mecanismos para eliminar secuencias repetidas.

El ADN repetitivo está originado por elementos transponibles (transposones). Fragmentos de material genético que pueden cambiar de posición en el interior del genoma y que normalmente dejan copias extra. Este tipo de genes son comunes en las coníferas y son los culpables de la gran cantidad de ADN no codificante y de pseudogenes.

De hecho, resulta curioso que a la Pícea le vaya tan bien considerando la carga genética que tiene. Los científicos del estudio opinan que tantos genes repetidos no deberían ser positivos para el árbol. Sin embargo, es mucho más longevo que otros.

Un nuevo misterio de la Madre naturaleza.