El interior de Marte no es rojo, sino gris
Parece que Marte tan sólo es el Planeta Rojo en la superficie. El rover Curiosity ha empezado las tareas de micro-excavación sobre suelo marciano y nada más escarbar un poco ha encontrado una suerte de roca grisácea bajo las primeras capas de superficie.

Se trata de un logro histórico, pues es la primera vez que la NASA recoge y analiza in situ un muestra no superficial del planeta.

Joel Hurowitz, responsable del sistema de recogida de muestras del rover, lo explicó así:

El equipo científico está muy emocionado con el hecho de que estos residuos no sean del color rojizo que asociamos con Marte. Al parecer, el color naranja de marte se debe a la oxidación del hierro que contiene la roca. Profundizar a partir de la superficie nos permite ver más allá de la exposición ambiental de las capas superficiales de Marte

El interior de Marte no es rojo, sino gris

Una prueba de la existencia de vida en el pasado

Según creen los investigadores, la muestra recogida podría contener indicios de que en el pasado hubo agua en Marte, y en consecuencia vida. Por este motivo el logro es tan importante.

La roca que se ha recogido mide poco más de 1,6 centímetros de diámetro. Su origen es sedimentario y será introducida en el propio rover para su análisis con el aparato In-Situ Martian Rock Analysis.

Tal es la importancia de la roca que incluso ha sido bautizada como John Klein, en honor y en memoria del científico de la misión que falleció en 2011.