El koala, una especie amenazada por el cambio climático
La biodiversidad es el término que se utiliza para referirse a la amplia variedad de seres vivos que habitan en nuestro planeta, además de gran variedad de ecosistemas y las diferencias genéticas de cada especie.

No cabe duda de que sobre la Tierra hay una gran cantidad de especies de animales de lo más curiosos y sorprendentes que se encuentran amenazados por el peligro a desaparecer, al igual que muchas especies de plantas. Por eso es tan importante respetar y preservar la biodiversidad y la sostenibilidad del planeta, imprescindible para garantizar el futuro de todos los seres vivos, y no solo de los humanos.

En la Tierra habitan seres vivos tan extraordinarios y maravillosos como el Phascolarctos cinereus, aunque para nosotros es el simpático koala, otra de las especies afectadas por la amenaza del cambio climático.

Este animal tan simpático es un marsupial herbívoro y arborícola de Australia, con un pelaje de color grisáceo, espeso y sedoso. Mide un poco más de 75 centímetros de altura y tiene dos características orejas grandes y peludas. Una especie entrañable que trepa por los troncos de los eucaliptos donde suele habitar, y que gracias a sus afiladas uñas puede agarrarse perfectamente a la madera de los árboles.

Se mueven despacio y pueden dormir incluso 20 horas al día, de ahí su fama de perezoso australiano, pero lo que mucha gente no sabe es que esto se debe a que su dieta tiene un aporte energético bajo. Los expertos de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) han incluido al koala en su lista de las diez especies más amenazadas por el cambio climático. La culpa la tiene el elevado CO2 atmosférico que reduce la cantidad de proteínas en las hojas de eucalipto.