El mamut extinto, cada vez más cerca de resucitar
Mientras los elefantes que viven en libertad se enfrentan a una crítica situación a consecuencia de la explosión de la demanda de marfil agudizada por la pujanza económica china, los mamuts podrían volver a existir gracias a ellos.

Antes de que el elefante acabe con la misma suerte que el extinto mamut, borrado de la faz de la Tierra por la caza, podría hallarse el modo de evitar que ambos se extingan sin remedio.

De hecho, si el experimento tuviera éxito no sólo se reviviría a aquella especie de elefantes lanudos que se extinguieron hace 4.500 años, sino que además el mismo procedimiento podría evitar la extinción al mismo elefante, pues se sentarían las bases para salvar a especies actuales que están en peligro de extinción.

Lo más parecido a un mamut

Un ambicioso plan, sin duda, el de George Church, ingeniero genético de la Universidad de Harvard, cuyo objetivo es recuperar al mamut utilizando como base al elefante.

Church lleva entregado a su proyecto desde hace años, emulando aquel primer intento que se realizó con el bucardo, una cabra montesa pirenaica que acabó siendo un fracaso. Por su parte, sin embargo, se quieren evitar errores antriores y ser éticos, por lo que se huye de crear decenas de animales fallidos antes de llegar a uno viable.

El mamut extinto, cada vez más cerca de resucitar
En su caso, el resultado no sería un mamut auténtico, sino un elefante modificado genéticamente que compartiría muchas características de aquel, como el pelo, la grase subcutánea y los colmillos curvos. Por el momento el equipo de Church ya ha introducido 15 cambios genéticos en el genoma de elefante, un trabajo que requiere su tiempo, pero que está empezando a cobrar forma. ¿Lo conseguirá? ¿Y, si lo hace, acaso no sería en vano?

En efecto, estando las cosas como están, sería un peligro e incluso una irresponsabilidad traer a este mundo más animales con colmillos, lo que significaría condenarlos a una muerte segura a manos de los cazadores furtivos. Quizá la salvación de elefantes, rinocerontes y nuevos mamuts esté en una modificación genética que les libre de los colmillos para siempre.