El material metálico más ligero
100 veces más ligero que la espuma de poliestireno. Así es el material sólido más liviano del mundo, desarrollado por un grupo de científicos norteamericanos, cuya investigación aparece publicada en la revista especializada, Science. Otro ejemplo de hasta dónde pueden llegar los avances de la ciencia en la creación de nuevos materiales, con múltiples aplicaciones en la sociedad contemporánea.

Para la creación de esta compleja partícula han sido necesarios una serie de estudios y de pruebas, que han dado lugar a su peculiar estructura. La microretícula metálica ultraligera está formada por unos pequeños tubos metálicos de níquel y de fósforo, y tiene unas paredes de 100 nanómetros que están unidas diagonalmente en una red con muy poca separación.

La clave para conseguir un material tan increíblemente ligero es que su estructura está elaborada a base de tubos huecos, donde el 99,99% es aire. Al fabricar un entramado de tubos huecos interconectados, con un grosor de pared 1.000 veces más fino que el de un cabello humano, se obtiene este material sólido ultraligero y muy resistente.

Lograr estos resultados no fue nada fácil, ya que los expertos tuvieron que someter al material a una serie de pruebas. Para comprobar su resistencia y su peso, la microretícula metálica fue sometida a estrés térmico, a amortiguación acústica, a vibración, y por último, a altas presiones. Después de todos estos experimentos, el material recuperó por completo su forma original hasta el 98% aproximadamente.

Un increíble hallazgo que ha sido posible gracias a científicos de diversos centros universitarios, como la Universidad de California en Irvine, el Instituto de Tecnología de California y los Laboratorios HRL. Las mentes más brillantes de la ciencia al servicio de los últimos avances científicos que han hecho posible desarrollar un material tan ligero, que puede apoyarse sobre un diente de león.