El misterio del ‘Caballero negro’, el satélite Ovni
El primer domingo de cada mes rescatamos una historia paranormal que se desvía un poco de los cánones de este blog. Hoy no va a ser menos. Eso sí, siempre desde una perspectiva escéptica. Nosotros nos limitamos a consignar los datos y rumores. Otra cosa es que creamos en ellos.

Hoy les hablaremos del ‘Caballero negro’, un supuesto satélite Ovni situado en la órbita de nuestro planeta que ha sido detectado varias veces y del que incluso la NASA tiene fotos oficiales. Vamos a descubrirlo.

Todo empezó en 1927, cuando dos investigadores en materia de ondas de radio, Carl Stoermer y Leo C. Young, recibieron una misteriosa señal procedente del espacio y, por lo tanto -en aquella época-, difícilmente humana. En 1960, según los registros de Sputnik, se captó la misma señal, que provenía de un lugar indeterminado de la órbita de la Tierra.

Ambas señales, según reveló John Keel en su libro -poco riguroso, todo hay que decirlo- ‘Disneylandia de los Dioses’ eran de corta duración pero abundantes en información que no pudo ser desencriptada o comprendida.

En 1960 se empezaron a dar los primeros avistamientos visuales del misterioso objeto. Miembros de una expedición científica de EE.UU. detectaron un objeto no identificado en la órbita polar, cuyo tamaño era claramente superior al de cualquier objeto fabricado por el hombre y enviado en el espacio. El 3 de septiembre de ese mismo año, una cámara de seguimiento de Long Grumman Aircraft Corporation logró tomar una imagen del objeto, que había sido rastreado a lo largo de dos semanas. Sin embargo, esa fotografía nunca se hizo pública.

El misterio del ‘Caballero negro’, el satélite Ovni

La misión de Gordon Cooper

En 1963, Gordon Cooper realizó una misión espacial que consistió en dar 22 vueltas en órbita a la Tierra. En el último de esos movimientos, Cooper anunció por radio haber visto un objeto de color verde brillante cerca de su cápsula.

Sin embargo, al regresar a tierra no se le permitió a Cooper realizar declaraciones al respecto y tres semanas después se emitió un comunicado oficial que aseguraba que Cooper había sufrido alucinaciones debido a una fuga de dióxido de carbono en la cápsula.

Misión STS-088

Sin embargo, fue en la misión STS-088 cuando se tomaron imágenes definitivamente comprometedoras y oficiales. Pueden consultarse en el mismo catálogo de la NASA. Las fotografías fueron tomadas desde el mismo transbordador Endeavour y las explicaciones que dio la NASA fueron escuetas: tan sólo se trataba de basura espacial. Compruébenlo ustedes mismos.

Bien es cierto que bajo el nombre de ‘Caballero negro’ se ha podido crear toda una mitología y que quizá todas las referencias expuestas no tienen conexión entre sí, o por lo menos no más conexión que la que los conspiranoicos les atribuyen. Nosotros lo dejamos aquí bastante dubitativos para que ustedes opinen. Desde luego, las imágenes tomadas desde el Endeavour son geniales.