El nacimiento de un nuevo planeta
Un equipo de expertos en astronomía de la Universidad de Hawai ha sido testigo de un fenómeno extraordinario: la formación de un nuevo planeta. Un descubrimiento que ha podido ser fotografiado gracias a la innovadora tecnología óptica del telescopio Keck, y que por lo tanto, ha sido compartido con el mundo.

Bautizado con el nombre de LKCA 15, el nuevo planeta está rodeado de una franja de polvo y gas cerca de su estrella, y por el momento ostenta el título del planeta más joven de nuestro Universo. Un aspecto que ha sorprendido a los científicos de la Universidad de Hawai es que ha sido posible contemplar el nacimiento de este nuevo planeta y además fotografiarlo, algo muy poco habitual, ya que estos fenómenos se producen muy cerca de su estrella.

El hallazgo del LKCA 15 b fue posible gracias a un estudio de 150 estrellas jóvenes en regiones de formación estelar. Una observación minuciosa de estos cuerpos estelares ayudó a descubrir un débil y diminuto punto de luz cerca de una estrella, lo que hizo pensar a los científicos que podría ser un planeta similar a Júpiter. La sorpresa fue monumental cuando se dieron cuenta de que en realidad se trataba de un planeta en sus comienzos.

Para capturar la instantánea, se utilizó una revolucionaria técnica conocida como máscara de apertura interferometría. Se trata de colocar una pequeña máscara con varios agujeros en el camino de la luz recogida, que está concentrada por un telescopio gigante.

Un interesante hallazgo que pretende arrojar luz sobre la formación de los planetas y de los sistemas solares. Un descubrimiento presentado en el centro espacial Goddard de la NASA y cuyos datos aparecerán publicados en la revista especializada, Astrophysical Journal. Otra pequeño acercamiento a los misterios y secretos que encierra nuestro Universo.