El océano Atlántico
Un grupo de científicos ha desvelado otro sorprendente misterio de nuestro planeta, acerca de cómo se originó el océano Atlántico. El estudio se ha publicado en la revista especializada Nature y añade otras curiosidades más del mundo submarino de los continentes.

En la investigación se demuestra la evolución de las deformaciones que provocaron la creación de las costas y los márgenes submarinos de los continentes, tal y como las conocemos actualmente. Para poder llevar a cabo esta investigación, los científicos han recurrido a imágenes creadas a partir de una herramienta de ondas acústicas que ha contribuido a conseguir nuevas y mejoradas fotografías de estas zonas geográficas que permitan hacer nuevos hallazgos. Esta herramienta también podrá ser utilizada para descubrir la presencia a gran escala de recursos naturales en áreas todavía desconocidas de nuestro planeta.

El océano Atlántico separa América de Europa y Asia, y se extiende desde el océano Glacial Ártico hasta el océano Antártico. El Ecuador divide en dos partes a este inmenso océano, que es el segundo más extenso de la Tierra, después del Pacífico. En total cubre el 20% de la superficie de nuestro planeta.

Su fondo marino es gran cadena montañosa submarina denominada Dorsal mesoatlántica. Y aunque en opinión de los científicos el fondo del océano es bastante plano, presenta también, abundantes montañas submarinas y fosas de gran profundidad como la más profunda de todas, la Fosa de Puerto Rico.

Lo más preocupante de todo son las especies marinas en peligro de extinción que habitan en este océano, donde se encuentran los manatís, las focas, los leones marinos, las tortugas y las ballenas, además la pesca de arrastre está causando la desaparición de los bancos de peces.