El origen de los metales preciosos
Metales preciosos como el oro, la plata y el platino pueden proceder del bombardeo de meteoritos que tuvieron lugar hace unos 200 millones de años aproximadamente, es decir después de que se formara la Tierra. Al menos esta es la teoría defendida por un grupo de científicos de una universidad británica, y publicada por la revista especializada Nature. Unos metales de gran valor en el mercado de orfebrería y que se encuentran localizados en la corteza de nuestro planeta.

Durante la investigación, los científicos de la Universidad Británica de Bristol tuvieron que analizar la estructura de unas rocas de 4.000 millones de años de antigüedad, que fueron descubiertas en Groenlandia. Al comparar estos metales con piezas contemporáneas, los científicos llegaron a la conclusión de que estas rocas permitían la oportunidad de conocer la composición de la Tierra, después de que se formara su núcleo.

Un dato sorprendente es que se cree que existen suficientes metales preciosos en el núcleo de la Tierra como para cubrir la superficie entera de nuestro planeta. Podemos afirmar por lo tanto, que la formación de todos estos materiales preciosos, de tanto valor en el mercado actual, ha sido fruto de la colisión de un grupo de asteroides que alcanzaron la Tierra.

Una prueba irrefutable de que este fenómeno es verdadero es el hallazgo de isótopos en las rocas analizadas, procedentes de Groenlandia. Los científicos coinciden en que los isótopos estuvieron presentes urante la lluvia de meteoritos.

Sin embargo, las aspiraciones de los científicos no terminan aquí, ya que su próxima misión consistirá en descubrir cuánto tardaron en producirse los procesos geológicos que dieron lugar al origen de los continentes y que depositaron estos metales preciosos en la corteza de nuestro planeta. Otra gran incógnita por desvelar que ayudará a comprender algunos de los grandes misterios de la existencia de nuestro planeta.