El pez caminante
Un grupo de investigadores de la Universidad de Chicago cree haber descubierto el eslabón clave en la evolución de la vida, del mundo submarino al terrestre, el denominado popularmente como el pez caminante. Se trata de un pez africano que pertenece a la especie Protopterus annectens, que puede levantar su diminuto cuerpo gracias a sus dos finos miembros pélvicos, y caminar.

A estas conclusiones han llegado los científicos de la universidad norteamericana, después de estudiar y analizar la fisonomía y el comportamiento de esta singular especie. Una exhaustiva investigación que ha conseguido demostrar que el pez caminante puede elevar todo su cuerpo y propulsarse hacia adelante. Hasta el momento, esta característica era propia de los tetrápodos más primitivos que fueron los primeros en desarrollar patas, adaptándose así a las condiciones de vida terrestres.

En el experimento, que ha sido publicado por la revista especializada Proceedings of National Academy of Science, los científicos llenaron un tanque especial de agua y grabaron todos los movimientos del pez caminante. Durante su peculiar paseo, esta singular especie alternaba el movimiento de sus dos delicados miembros, que eran capaces de elevar y desplazar con gran facilidad su cuerpo.

Esto sugiere a los investigadores que la gravedad debajo del agua es menor que en la tierra, lo que facilita en gran medida cada uno de los movimientos de esta especie, Protopterus annectens. Un descubrimiento que sugiere que ha habido otros eslabones evolutivos en el paso de las especies del agua a la tierra, antes de que los tetrápodos primitivos se adaptaran a la vida terrestre.

Un descubrimiento mucho más fácil de realizar en especies vivas que en fósiles, ya que con un simple esqueleto no sería posible descubrir si la especie puede caminar o no, tan sólo analizando sus restos fósiles.