El primer chimpancé en viajar al espacio
Hoy se cumple el aniversario de un acontecimiento que marcó un hito en la historia de la humanidad: el viaje del primer chimpancé enviado al espacio a bordo de la nave Mercury Redstone. Desde entonces la ciencia ha evolucionado mucho, pero a pesar de todo aquel singular viaje espacial se adelantó al del primer humano, el ruso Yuri Gagarin.

Aquel 31 de enero de 1961, el chimpancé llamado Ham realizó un viaje de 16 minutos y medio, que pasaría a los anales de la historia, junto a la famosa e inolvidable perrita Laika. La nave se elevó unos 253 kilómetros a una velocidad de 9.426 km/h, aunque la velocidad tendría que haber sido mayor, la razón de esta causa fueron problemas técnicos que dificultaron el viaje.

Esta misión tuvo como principal objetivo preparar futuros viajes de seres humanos al espacio garantizando todas las medidas de seguridad de los tripulantes. Tras su extraordinario viaje espacial, el chimpancé Ham permaneció hasta septiembre de 1980 en el Parque Zoológico de Carolina del Norte, en Estados Unidos, lugar donde falleció en enero de 1983.

Los restos de este intrépido viajero fueron sometidos a estudios por el Instituto de Patología de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, aunque en la actualidad parte del esqueleto de Ham permanece en el Museo Nacional de la Salud y Medicina de Washington DC, capital del país que a diario visitan cientos de turistas curiosos.

Sin embargo, Ham no ha sido el único animal en viajar al espacio, seguro que el nombre de Laika te resulta muy conocido, ya que viajó en 1957 en el Sputnik 2 ruso, lo que convirtió en el primer animal en viajes espaciales. Desafortunadamente falleció debido al estrés y a las altas temperaturas, un hecho que provocó un importante debate entre los defensores de los animales.