El primer nido de crías de dinosaurios
Los dinosaurios se extinguieron hace unos 65 millones de años, pero sus huellas permanecen intactas en forma de innumerables fósiles, que ni siquiera el paso de los años y los continuos cambios de la Tierra han conseguido borrar. Una extraordinaria oportunidad para que los seres humanos podamos conocer en profundidad a esta sorprendente especie, que dominó la Tierra durante unos 160 millones de años. No hay duda de que nuestro mundo, es un planeta de dinosaurios.

El último y sorprendente hallazgo de un grupo de expertos norteamericanos en Mongolia, que ha descubierto restos fósiles de 15 crías de dinosaurios, es otra gran oportunidad para desvelar todos los secretos de esta sobrecogedora especie. Gracias a estos datos, los científicos podrán estudiar el desarrollo posnatal y el cuidado de los dinosaurios.

Un hallazgo muy importante, además del primero con estas características. La especie en cuestión es Protoceratops andrewsi, que medía 1,83 metros de alto y tardaban unos diez años en alcanzar ese tamaño, lo que hace suponer a los expertos que las crías fósiles tendrían alrededor de un año de edad cuando murieron.

Por otra parte, el excelente estado de conservación de los fósiles, hace pensar a los científicos que la muerte de las crías tuvo lugar durante una tormenta de arena del desierto. A estas conclusiones han llegado los investigadores tras observar la aridez del terreno que ha contribuido notablemente a la conservación de los restos fósiles. Asimismo, hay que recordar que Mongolia ha sido una de las regiones de nuestro planeta que más variedad de dinosaurios terópodos ha albergado, aunque el más famoso de todos es el Velociraptor.

Un hallazgo sorprendente que marcará un antes y un después en este tipo de investigaciones científicas, y que nos acerca a una de las especies más sobrecogedoras que han habitado la Tierra.