El primer portátil 3D sin gafas
La empresa japonesa líder en alta tecnología e innovación, Toshiba, ha desarrollado el primer ordenador portátil 3D del mercado, que no necesita gafas especiales para disfrutar de todas las posibilidades de la imagen tridimensional. El precio de esta joya de la informática ronda los 1.700 euros y está equipado con una tecnología tan avanzada que hasta el momento sólo funcionaba en televisores.

Entre sus características técnicas destaca una pantalla capaz de mostrar imágenes en 2D y 3D en tiempo real, sin necesidad de recurrir a unos accesorios especiales. Y esto es posible gracias a una lente activa conmutable que separa en dos las imágenes y las guías, una hacia el ojo izquierdo y otra hacia el derecho.

Esta importante novedad en portátiles con imágenes tridimensionales pone al alcance de cualquier usuario tecnologías y aplicaciones realmente innovadoras, que de otra forma no podrían estar disponibles entre un público tan amplio. Por lo que se refiere al ordenador, hay que destacar que se trata de un Qosmio F750 3D con altavoces estéreo y cámara Web de alta definición que detecta la posición de la cara del usuario para ofrecer una visualización 3D lo más precisa posible.

Con semejantes características técnicas, no cabe duda de que el portátil de Toshiba marcará un antes y un después en el sector de las imágenes en 3D, que no tardará en extenderse a otros productos similares y firmas de esta industria. Una innovadora tecnología que aspira a hacerse un hueco importante en el mercado, y que ya cuenta con muchos seguidores.

De esta forma, los ordenadores portátiles se suman a la oferta de móviles y televisores que ya ofrecen imágenes tridimensionales de alta resolución, y sin necesidad de recurrir a unas gafas especiales. Así que ya puedes ahorrar si quieres hacerte con uno de estos aparatos, que dentro de unos años será una tecnología imprescindible en todos los hogares.