El punto más alto de la Tierra
Escalada por numerosos montañeros y amantes de la aventura, la cima del Everest es un verdadero reto para los apasionados de este deporte, que requiere importantes habilidades y una gran preparación física para lograr la ascensión. Con una altura de 8.848 metros, el Everest está considerada la montaña más alta del mundo, y localizada al noroeste de la frontera entre Nepal y el Tíbet.

La primera persona que logró esta importante hazaña fue el montañero de origen neozelandés, Edmund Hillary, ayudado por el guía sherpa Tenzing Norgay. Estos dos hombres se convirtieron en los primeros seres humanos en alcanzar la cima del Everst. Un territorio que en los últimos años se ha convertido en un importante destino turístico. El sueño de muchas personas, tanto escaladores, como inexpertos aficionados.

Sin embargo, escalar el Everest no está al alcance de cualquiera. En esta impresionante cima hay una región conocida como la zona muerta, donde la cantidad de oxígeno en el aire no es suficiente como para garantizar cualquier tipo de forma de vida. La falta de oxígeno puede provocar multitud de efectos como alucinaciones, euforia, dolor de cabeza, mareos, desorientación, fatiga, y en los casos más extremos, la muerte.

Récords de ascensión

Una hazaña que requiere una importante preparación física, debido a unas condiciones atmosféricas realmente adversas, unas bajas temperaturas y duras pendientes. Un cúmulo de factores que hacen de esta montaña un auténtico reto para los apasionados de este deporte.

Son muchos los atrevidos que han logrado batir récords, alcanzado la cima en condiciones realmente extremas. Yuichiro Miura se convirtió en el hombre de mayor edad en alcanzar la cima del Everest con nada más y nada menos que 70 años de edad, o el célebre Reinhold Messner que logró el primer ascenso en solitario y sin ayuda de oxígeno.