El rover chino Yutu se estropea tras mes y medio en la Luna
Parece que a la tecnología espacial china aún le queda bastante recorrido. Hace un mes y medio se anunció a bombo y platillo la llegada el rover Yutu a la Luna. Esto suponía todo un hito para la agencia espacial china.

Sin embargo, tras este corto lapso de tiempo, se ha producido el desastre: Yutu se ha estropeado y es posible que no pueda volver a ponerse en marcha. A continuación, todos los detalles de este descalabro.

El diario del Pueblo, periódico oficial del gobierno, ha anunciado la triste noticia sin dar más explicaciones. Se ha dicho que Yutu ha fallado y que no volverá a despertarse. Sin embargo, no se ha aclarado qué es lo que ha ocurrido con exactitud.

Al parecer, se trata de un problema por las complicadas condiciones de la superficie lunar, pero no se ha especificado en concreto de qué se trata. ¿Falta de previsión? ¿Tecnología inoperante?

Otras fuentes occidentales señalan que existe un problema en los mecanismos del rover conectados con el equipo de control situado en la Tierra. Al parecer, han fallado las ruedas y uno de los paneles solares no logra plegarse adecuadamente.

El rover chino Yutu se estropea tras mes y medio en la Luna

¿Exito o fracaso?

De momento, Yutu ha enviado algunas imágenes panorámicas y poco más. No es mucho, pero los analistas chinos consideran que haber logrado colocar el vehículo sobre la superficie ya es, de por sí, todo un éxito para la industria china. Además, estaba previsto que la misión durara tres meses.

Su objetivo era realizar análisis científicos y enviar imágenes de la Luna entres dimensiones. El programa espacial lunar, incluye, además, otros lanzamientos: un vuelo alrededor de la Luna, que están llevando a cabo Chang’e-1 (lanzada en 2007) y Change’e-2 (lanzada en 2010); la segunda, el alunizaje, corre a cargo de Change’e-3 (encargada de llevar a Yutu a la Luna) y Change’e-4, que será lanzada en 2017.

Se planea, por último, una tercera fase, en la que se producirá un regreso del satélite a la Tierra, correrá a cargo de otras dos sondas: Change’e-5 y 6.