El sistema cardiovascular más antiguo tiene 500 millones de años
La ciencia ha descubierto un fósil de Fuxianhuia protensa, una criatura similar a una gamba que vivió hace 520 millones de años. Pero ésta no es la noticia. No una gran noticia, al menos. Hasta aquí, todo es relativamente normal, sin grandes sorpresas para la paleontología ni tampoco para el mundo en general. Sin embargo, el hallazgo es excepcional por un pequeño gran detalle: su corazón y vasos sanguíneos exquisitamente preservados representan el sistema cardiovascular más antiguo.

Recordemos que hace un par de años, Fuxianhuia protensa ya fue todo un descubrimiento, al revelarnos el primer cerebro complejo del mundo. Y, si bien consistiría en un par de ganglios cerca de los ojos con haces nerviosos dirigidos hacia sus sistemas sensoriales, su estructura ya dejó boquiabiertos a los científicos. Ahora, de nuevo volvemos a sorprendernos con los restos arqueológicos de este artrópodo primitivo, cuyos tejidos blandos han quedado grabados en la piedra para darnos nuevas respuestas sobre el corazón más viejo conocido hasta ahora.

Publicado en la revista Nature Communications, el hallazgo hace luz sobre interrogantes fundamentales acerca de la evolución del cuerpo y su formación. En concreto, este fósil descubierto en la provincia de Yunnan, en el suroeste de China, muestra un sistema cardiovascular compuesto por un corazón tubular en la parte central del cuerpo y vasos sanguíneos que llegaban hasta los ojos, antenas, cerebro y patas del animal.

Evolución

Este descubrimiento demuestra que que incluso las primeras criaturas tienen grandes similitudes con sus parientes vivos en la actualidad, así como la relación entre la necesidad de un sistema cardiovascular elaborado para alimentar a un cerebro no menos complejo. En palabras de Nicholas Strausfeld, uno de los investigadores:

Esto muestra que hace ya alrededor de 520 millones de años se había desarrollado un sistema de este tipo con una complejidad considerable, especialmente con respecto a la rica vascularización en la cabeza. Esto sugiere que el cerebro de estas especies requería un buen suministro de oxígeno para su funcionamiento.

El sistema cardiovascular más antiguo tiene 500 millones de años
El Fuxianhuia protensa medía unos 11 centímetros de largo, tenía pares de antenas, ojos que podía rotar, numerosas patas y estaba cubierto por un exoesqueleto y una “cabeza escudo”. Su hábitat eran las aguas poco profundas y caminaba por el fondo marino. El fósil data de hace más de 500 millones de años, coincidiendo con la “explosión cámbrica”, un momento crucial en la historia de la vida, cuando aparecieron los principales grupos de animales.