El té verde para reducir el colesterol
Los tés y las infusiones tienen múltiples beneficios en la salud, por eso muchos médicos y nutricionistas recomiendan estas bebidas cuando estamos enfermos o siguiendo una dieta. Una creencia que ha sido confirmada por la revista especializada American Journal of Clinical Nutrition, a través de las conclusiones de un estudio médico que demuestra que el té verde reduce el denominado colesterol malo.

Los amantes de esta bebida están de enhorabuena y tienen más motivos todavía para consumir el té verde, tal y como sugieren los resultados de 14 ensayos previos realizados con dos grupos de personas de lo más heterogéneas. A lo largo de la investigación, el primer grupo había bebido té durante un período de entre tres semanas y tres meses, mientras que el segundo grupo de personas sólo tomaron un placebo. El resultado fue que una vez terminada la investigación, los bebedores de té verde tenían 7,2 miligramos por decilitro (mg/dL) de colesterol, mucho menos que el otro grupo de control.

La reducción del colesterol malo, también conocido como LDL, fue de aproximadamente el 2%. Y el culpable de este descenso es una sustancia química denominada catequina que está presente en el té verde, y es la responsable de limitar la absorción del colesterol en los intestinos. Aunque se trata de un importante hallazgo para ayudar a reducir las posibilidades de padecer este colesterol, los médicos nos recuerdan que nunca se deben sustituir los fármacos por el té verde.

Consumido en pequeñas dosis, este té es el componente perfecto para una dieta saludable que contribuye a frenar ciertas enfermedades del corazón. El complemento ideal para reducir el colesterol, pero que en ningún caso debe sustituir a los medicamentos recomendados por los especialistas, sobre todo en el caso de los pacientes con un colesterol alto.