El telescopio Fermi mide la luz de todas las estrellas que han existido
El telescopio de rayos gamma Fermi acaba de realizar una medición muy interesante: ha calculado la luz emitida de todas las estrellas que han existido en el universo, incluso aquellas desaparecidas hace millones de años. Parece imposible, pero no lo es.

La luz visible y ultravioleta de las estrellas sigue presente en el universo incluso tras la desaparición del cuerpo celeste en sí. Millones de años más tarde pueden analizarse los restos de las estrellas muertas y calcular cómo eran. Este cálculo ha permitido determinar, por ejemplo, que en el universo existen 1,4 estrellas por cada 100.000 millones de años luz cúbicos (es decir, que la distancia media entre dos astros es de 4.150 años luz)

La suma total de la luz emitida por las estrellas que existen y existieron en el universo se conoce como Fondo de luz Extragaláctico. Se trata de una suerte de niebla cósmica que puede analizarse mediante el estudio de los rayos gamma de los blazars.

Los blazars son galaxias con agujeros negros en su centro que emiten potentes chorros de materia hacia el espacio y que desde la Tierra son visibles como una fuente de luz destacable. Estos chorros producen rayos gamma que llegan hasta nosotros y que nos permiten analizar la niebla de luz visible y ultravioleta que se sitúa entre ellos y nosotros.

Galaxias de hace 9.600 millones de años

A través del estudio de 150 blazars cercanos, los astrónomos han podido observar los rayos gamma emitidos por estrellas y galaxias de más de 9.600 millones de años de antigüedad.

Con este dato se pudo medir el espesor de la niebla, que nos indica que, de media, nuestro universo tiene una densidad de 1,4 estrellas cada 100.000 millones de años luz cúbicos. Es decir, que encontrar una estrella es más difícil que encontrar una aguja en un pajar. De hecho, la distancia media entre estrellas es de 4.150 años luz. Una cantidad de vacío enorme.