El telescopio ‘Hubble’ descubre la quinta luna de Plutón
Nunca dejamos de descubrir cosas, incluso en aquellas partes donde creíamos que todo había sido explorado. Hoy la noticia nos llega de la mano de un telescopio algo anciano que, sin embargo, aún sigue en funcionamiento: el ‘Hubble’.

Parece ser que mientras se tomaban imágenes de Plutón y sus lunas para intentar comprobar si el camino de la sonda ‘New Horizons’ (cuyo destino es ese minúsculo cuerpo) estaba libre de obstáculos, se ha descubierto por casualidad que el ex-planeta tiene una luna que no conocíamos.

De momento no ha sido bautizada. Su nombre se reduce a una sigla: P5, que corresponde con ‘Pluto 5’. Efectivamente, es la quinta luna de Plutón. Tiene un diámetro estimado entre 10 y 25 kilómetros y realiza una órbita alrededor del ex-planeta cada 20 días a una distancia de 45.000 kilómetros. Tan sólo Caronte tiene una órbita más cercana que ella.

Puesto que la observación depende de la luz que recibe el cuerpo del sol, ha sido difícil estimar el tamaño concreto de la luna. Está demasiado lejos como para que los rayos solares nos permitan delimitar su tamaño con exactitud, aunque probablemente se acercará al rango inferior de las estimaciones. Aún así, el descubrimiento es una prueba más de la potencia de la cámara WFC3 que monta el ‘Hubble’, si tenemos en cuenta que Plutón se encontraba a 4.700 millones de kilómetros de distancia cuando se produjo la observación.

El descubrimiento servirá, como hemos dicho, para calibrar los instrumentos de la sonda ‘New Horizons’, que llegará a esa región del espacio profundo en 2015. Por otra parte, se espera que los responsables de la misión la incluyan en el plan de trabajo programado para la sonda.

Plutón es un misterioso cuerpo que, aunque perdió su categoría de planeta hace unos años, sigue siendo recordado con cariño por todos, como un viejo amigo que está ahí, muy lejos.