El telescopio ‘Hubble’ detecta un inminente choque estelar
En ocasiones la naturaleza es despiadada. Hoy lo hemos sabido a través del telescopio ‘Hubble’, nuestro gran observador del espacio exterior. Dos grupos completos de estrellas masivas están a punto de fusionarse en una galaxia situada a 170.000 años luz de distancia.

Los datos han sido revelados en un artículo de The Astrophysical Journal Letters. Al parecer, este choque será catastrófico para los sistemas planetarios que puedan existir y para parte de sus estrellas. Un apocalipsis en “pequeña” escala.

Los científicos estaban buscando en una zona de formación de estrellas, la Nebulosa de la Tarántula, cuando encontraron este curioso y devastador fenómeno.

Elena Sabbi, responsable del Instituto Científico Telescopio Espacial de Baltimore, encontró dos grupos de estrellas en dicha localización que tenían un rumbo de colisión parecido al observado en galaxias que colisionan: sus formas se alargaban debido a los reflujos gravitatorios de su propia atracción.

Al parecer, en las nebulosas se forman cúmulos de estrellas que, en ocasiones, se separan en pedazos. Posteriormente estos pedazos interactúan, se fusionan y crean sistemas más grandes. Según Sabbi, esto es precisamente lo que ocurre ahora mismo en la Nebulosa de la Tarántula.

Según creen lo científicos, el grupo de estrellas que ahora siguen el rumbo de colisión fue expulsado del núcleo de la nebulosa. Esto se debió a las interacciones entre ellas mismas, que provocaron el colapso del núcleo y su expulsión hacia fuera.

Ahora, el gran cúmulo de estrellas “fugitivas” va a fusionarse de manera inminente con otro. Entiéndase fusionarse de manera metafórica, no siempre literal.

El descubrimiento realizado por Sabbi ayudará a los científicos a mejorar la comprensión de cómo se forman los grupos estelares en Nebulosas y, en general, en el universo temprano. Mientras tanto, nosotros desde aquí contemplamos el espectáculo.

Más información: The Astrophysical Journal Letters.