El volcán más peligroso del mundo
Una de las formaciones geológicas más espectaculares del mundo son los volcanes. Aunque su naturaleza puede ser diferente, al igual que la intensidad de su actividad, es uno de los espectáculos más asombrosos y desconcertantes de la naturaleza, que despierta el interés tanto de los expertos en geología, como de los simples aficionados.

Algunas de estas formaciones pueden producir explosiones increíblemente destructivas, que en muchos casos han puesto en peligro la existencia de algunas poblaciones. Podemos encontrar volcanes en diferentes puntos de nuestra geografía, e incluso en otros planetas, pero uno de los más peligrosos del mundo es el Monte Vesubio, con una presión de los gases muy fuerte y explosiones realmente violentas. Un aspecto en el que coinciden muchos científicos.

Situado frente a la bahía de Nápoles y a unos nueve kilómetros de la ciudad italiana, está considerado como el volcán más activo y también el más peligroso de todo el mundo. Las impresionantes erupciones que ha protagonizado esta formación, son el ejemplo perfecto para demostrar su violenta actividad. Una situación todavía más preocupante teniendo en cuenta que en los alrededores viven alrededor de tres millones de personas.

Su erupción más violenta tuvo lugar el 24 de agosto del 79 d.C, cuando quedaron sepultadas las ciudades de Pompeya y Herculano. Además, el Vesubio también presume de ser el único volcán de la parte continental de Europa que ha sufrido una erupción durante el siglo XX.

Una impresionante formación geológica que siempre ha despertado el interés y la curiosidad científica a lo largo de la historia. De hecho, los griegos y los romanos consideraban a los volcanes un lugar sagrado y parte importante de su cultura. Sin embargo, para tranquilidad de muchas personas, la mayoría de los volcanes raramente entran en actividad y permanecen sobre todo en reposo.