En una década podría empezar la minería en asteroides
Hay multitud de películas ambientadas en lejanas bases mineras espaciales. Por lo general, son lugares sórdidos y aptos para la presencia de monstruos y otras presencias. De ellos se extraen materias primas poco abundantes en la Tierra. Pues bien, lo que hasta ahora parecía ciencia ficción, va a hacerse realidad.

La empresa Deep Space ha iniciado un proyecto para, en el plazo de 10 años, empezar a extraer materia prima en minas espaciales a lo largo y ancho del sistema solar. En 2015 se enviarán 10 sondas en busca de materias primas valiosas. A continuación, todos los datos del ambicioso proyecto

El primer objetivo será el de buscar asteroides en el sistema solar que tengan materias primas interesantes. Así lo anuncia el presidente de Deep Space, Rick Tumlinson:

Esta es la primera campaña comercial para explorar los pequeños asteroides que pasan cerca de la Tierra. Utilizando tecnologías de bajo coste, y combinando la herencia de nuestro programa espacial con la innovación de los genios de la alta tecnología de hoy en día, vamos a hacer cosas que habrían sido imposibles hace apenas unos años.

Las primeras sondas, conocidas como FireFly, de 25 kilos de peso, se lanzarán en 2015 y realizarán viajes de entre dos y seis meses en busca de rocas interesanes.

En una década podría empezar la minería en asteroides

Minería con naves pesadas y Talleres espaciales

Una vez realizada la primera exploración se enviarán naves DragonFlies de 32 kilos de peso, encargadas de traer a la Tierra muestras de los asteroides investigados. Estas muestras servirán para determinar objetivos de futuro y otras se venderán como articulos de colección.

En un primer plazo, antes de empezar la minería en sí, el objetivo es crear en determinados asteroides puntos de reabastecimiento de naves y satélites. Es decir, se utilizaría a los asteroides como gasolineras que pudieran prolongar la vida útil de satélites y naves.

La utilización de los recursos capturados en el espacio es la única manera de permitir el desarrollo espacial permanente. Más de 900 nuevos asteroides que pasan cerca de la Tierra se descubren cada año. Pueden ser tan indispensables (para nuestra expansión por el espacio) como el mineral de hierro de Minnesota lo fue para la industria del automóvil en Detroit el siglo pasado, un recurso clave situado cerca de donde era necesario.

De momento Deep Space está buscando financiación, pero parece que las cosas no le van nada mal… El tiempo lo dirá.