Encelado expulsa un chorro tan grande como ella misma
Espectaculares imágenes desde la sonda Cassini de la NASA que orbita en torno a Saturno y sus lunas. Hoy os traemos una fotografía que ha sorprendido a más de uno. En la imagen vemos Encelado, la sexta luna de Saturno.

Desde 832.000 kilómetros de distancia, Cassini ha podido captar un gigantesco chorro de vapor de agua, hielo y gases expulsado hacia el espacio, tan grande como la propia luna. Una maravilla que descubrimos a continuación.

Este tipo de fenómenos sólo son visibles si la nave se sitúa en el lado opuesto del Sol. Así se crea un interesante efecto de contraluz y, por otro lado, la luna queda iluminada por el reflejo de la luz en Saturno.

Ya se sabía de la existencia de estos géiseres, situados cerca del polo sur. Nacen en cráteres gigantescos que casi no tienen altura y expulsan hielo y compuestos de tipo orgánico al espacio. Pero nunca se había tomado una imagen tan impresionante.

Una luna apta para la vida

Con esta fotografía la misión Cassini-Huygens culmina casi 9 exploración del sistema de Saturno. Últimamente todos los esfuerzos se han puesto en la investigación de Encelado, debido a estos chorros de vapor expulsados al espacio. Son una suerte de eructos de la luna que se descubrieron en 2005. Su velocidad de expulsión es supersónica y se cree que pueden contener elementos favorables para la vida.

Su origen: un gigantesco mar subterráneo. Así, las condiciones de salinidad de esta luna y su calor interno permiten pensar que es perfectamente apta para albergar vida.