Encuentran el exoplaneta más cercano a la Tierra
A medida que mejora la tecnología y se afinan los sensores de los instrumentos encargados de buscar planetas en otros sistemas solares, los exoplanetas, nos encontramos cada vez con más posibilidades de encontrar estos cuerpos tan difíciles de identificar.

Ahora la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) ha anunciado que acaba de detectar el planeta más cercano a la Tierra situado en otro sistema solar, llamado de momento UCF-1.01.

El planeta ha sido detectado a 33 años luz de distancia de nuestro sistema solar. Se trata, sin duda, del exoplaneta más cercano descubierto hasta la fecha. El tamaño de UCF-1.01 es inferior al de la tierra: tiene apenas dos tercios de la masa de nuestro planeta.

Hasta ahora, se habían encontrado muy pocos planetas cuyo tamaño fuese inferior al de la tierra, debido a las dificultades que implica la búsqueda de cuerpos tan lejanos. En palabras de Kevin Stevenson, responsable del hallazgo:

Hemos encontrado una fuerte evidencia de un planeta muy pequeño, muy caliente y muy cercano con la ayuda del Telescopio Espacial Spitzer.

El nuevo planeta orbita alrededor de una estrella enana roja GJ 436. El sistema solar ya había sido estudiado anteriormente. Efectivamente, allí se había descubierto un cuerpo cuyo tamaño era equivalente al de Neptuno. Pero los datos recabados permitieron suponer que existía otro planeta de menor tamaño.

A través del cálculo de las variaciones infrarrojas provenientes de la estrella investigada se pudo determinar el tamaño y órbita del planeta UCF -1.01.

Su diámetro ronda los 8.400 kilómetros y gira alrededor de su estrella a una distancia siete veces superior a la que separa la Tierra de la Luna. Esto lo convierte en un planeta especialmente caliente e inhabitable, cuya temperatura de superficie puede superar los mil grados.

En cualquier caso, el avance es importante porque cada vez se encuentran planetas más pequeños y más cercanos a nuestro sistema solar. Su investigación sirve para comprender cómo se formó nuestro planeta. Aún así, haría falta una tecnología imposible para lograr viajar hasta ellos.