¿Por qué los escorpiones se suicidan cuando los amenaza el fuego?
El escorpión, curioso habitante del mundo animal. Cuando se habla de ellos se recuerda una característica mítica: son capaces de suicidarse cuando se ven amenazados. Pero, ojo, esto podría ser algo engañoso.

En efecto, estamos ante toda una leyenda urbana. Se dice que, cuando falta oxígeno o hay fuego, los escorpiones se clavan a sí mismos el aguijón para evitar sufrir más de la cuenta. Esto se ha observado miles de veces, pero parece que la ciencia ha explicado exactamente de qué se trata. Y no es un suicidio. A continuación, lo explicamos.

El escorpión es un tipo de animal de temperatura variable, un poiquilotermo. En función del entorno, regula su temperatura. Así, cuando se encuentra rodeado de fuego, su cuerpo se calienta y pierde hidratación. Esto provoca que se produzcan espasmos en su cola que generan la ilusión óptica de que se está picando a sí mismo.

¿Por qué los escorpiones se suicidan cuando los amenaza el fuego?

Convulsiones y muerte por calor

A temperaturas superiores a 60 o 65 grados centígrados, se coagulan las proteínas del interior y el cuerpo del escorpión se convulsiona para finalmente morir. De esta manera, al verlos en dicha situación, nos da la impresión de que se pinchan y se mueren. Pero no es algo en absoluto consciente.

En efecto, el aguijón del escorpión no puede atravesar, en ningún caso, su esqueleto externo. Por otra parte, en el caso de que pudiera pincharse a sí mismo, hay que saber que el escorpión es inmune a su propio veneno.

El suicidio, de hecho, es un tipo de conducta que requiere de inteligencia y de un alto grado de razocinio. Desde luego, el escorpión no está a la altura en este sentido. La misma idea del suicidio es contraria a la mayoría de animales, cuyo único instinto es el de supervivencia.