Especie en peligro de extinción: oso panda
Cada vez es más frecuente escuchar las palabras: especies en peligro de extinción, que hacen referencia a una especia animal cuya existencia está comprometida a nivel mundial debido a la escasez de un recurso imprescindible para su supervivencia. Uno de los animales más conocidos que se encuentra en esta grave situación es el oso panda.

Un extraordinario animal de gran tamaño y con unas características físicas muy parecidas a las de un oso común, pero con pelaje blanco, denso y de aspecto lanoso, además de unas inconfundibles patas, hombros, orejas y la zona de los ojos de color negro. Esta encantadora especie habita en los bosques de bambú del centro de China, a unas altitudes que oscilan entre los 1.500 y los 3.000 metros de altitud. Se trata de una especie bastante solitaria, cuyo alimento preferido es el bambú, además de otros frutos, pequeños peces, insectos y pequeños mamíferos.

Sus maravillosos rasgos convierten a este animal en un símbolo para todos los amantes y defensores de los animales, además de numerosas organizaciones e instituciones, y no es para menos ya que además de otras muchas especies, como el koala, el gorila o el lince ibérico, el oso panda es uno de los animales favoritos de nuestra infancia y de una indiscutible y encantadora belleza. Su fama mundial le llevó a convertirse en el símbolo de WWF (Fondo mundial para la protección de la naturaleza) en 1961, poniendo en conocimiento de todos nosotros la delicada situación de este extraordinario animal.

A pesar de las numerosas políticas y proyectos destinados a proteger y salvaguardar a todas las especies en peligro de extinción, y no sólo a las más conocidas por el público en general, toda ayuda es poca para frenar una situación que desde hace tiempo se nos ha ido de las manos.