¿Fin del mundo?: Ningún asteroide nos destruirá, según la NASA
Los bulos del fin del mundo van que vuelan. Son numerosos, muy variaditos, algunos más creíbles que otros, pero a la postre todos ellos acaban resultando una cuestión de fe.

Además de las archiconocidas profecías de Nostradamus y de las peregrinas interpretaciones que se han hecho de ellas, y de otras muchas, cada año aparecen nuevas teorías acerca de un posible fin del mundo.

La última que busca acaparar la atención no es muy distinta de otras anteriores. Siguiendo con el típico esquema de una irremediable colisión, se espera que un asteroide destruya la Tierra en breve.

El fin de la civilización

Tan en breve que, según una teoría que se ha hecho viral, ahora mismo podríamos estar ya sufriendo una serie de terremotos en cadena y el inicio de un brutal cambio climático ocasionados por un asteroide gigante que supuestamente debería chocar en Puerto Rico entre el 22 y el 28 de septiembre de este mismo año.

Una profecía surgida de teóricos bíblicos que, a pesar de no poder respaldar su teoría con argumentos sólidos, han logrado crear una cierta alarma. Hasta tal punto que la NASA se ha pronunciado al respecto, lógicamente para apaciguar las aguas.

La NASA lo desmiente

Un portavoz de la NASA afirma que no puede afirmarse que vaya a ocurrir tal cosa. No solo niega que un asteroide o cometa pueda impactar, sino que incluso se descarta que haya alguno de gran tamaño que se encuentre en la trayectoria de la Tierra.

Es más, a día de hoy la NASA no espera que ningún objeto de grandes dimensiones choque contra la Tierra en los próximos años y, aunque tampoco puede descartarse por completo, sí cree que “las posibilidades son mínimas”.

¿Fin del mundo?: Ningún asteroide nos destruirá, según la NASA ¿Que no hay riesgo que justifique temor alguno? ¿Pero, qué dicen ante eso sus teóricos, en especial el autoproclamado profeta Efrain Rodriguez, que asegura haber recibido un mensaje directo por parte de Dios? Como era de esperar, rechazan las explicaciones de la NASA argumentando que forman parte de una malévola estrategia.

Consideran que el tranquilizador comunicado solo quiere calmar a la población para que no cunda el pánico y solo los ricos y poderosos puedan salvarse. Sea como fuere, en un par de días salimos de dudas. Mientras, a disfrutar el fin de semana, que se acaba…