Hawking niega la existencia de Dios y de los extraterrestres humanoides
Como buen científico, Stephen Hawking se hace mil preguntas sobre temas trascendentales para la humanidad. En su caso, no tanto sobre la vida o la muerte, sino más bien sobre el origen del Universo, que atribuye al Bing Bang. Pero no por ello deja de plantearse la posible existencia de un creador. Muy al contrario, lo hace, pero no encuentra salida: considera que la ciencia hace inviable esta posibilidad.

Ya en su libro “The Gran Design” rechazó la hipótesis de Isaac Newton, según la cual el Universo necesitó de la intervención de un ser superior. Por contra, Hawking afirma que ese ser superior no fue el gran hacedor. Por contra, el mundo que habitamos, nosotros mismos, cualquier manifestación de vida, todo lo que nos rodea es consecuencia inevitable de las leyes de la física, y por la misma regla de tres puede haber vida ahí afuera, volvió a afirmar en el Festival Starmus, evento de divulgación científica celebrado en Tenerife.

Con sus declaraciones demostró que había dejado atrás definitivamente aquella idea de antaño, que consideraba compatible la existencia de un Dios creador y la comprensión científica del universo. Sólo podría demostrarse su existencia si Dios fuese anterior y origen de esas leyes físicas. Es decir, la razón de la sinrazón…

Vida terrestre y extraterrestre

Hawking sigue en la línea que manifestó en “The Gran Design”, es decir, para el físico británico, la ciencia lo explica todo, menos la existencia de un supuesto creador que, a su juicio, simplemente no existe, por pura lógica.

Hawking niega la existencia de Dios y de los extraterrestres humanoides
Durante un debate con otros científicos asistentes a Starmus, Hawking sacó el tema, pues no estaba dentro del programa, y sorprendió a la audiencia con unas declaraciones que, lógicamente, se convirtieron en titulares.

Consideró que la ciencia resulta “más convincente” para explicar el origen del universo por su capacidad explicativa, frente a la religión, carente de respuestas:

Sabemos ya que la Relatividad clásica no es suficiente, ya que no puede responder a la cuestión del origen, pero hemos propuesto otros modelos que puede aplicarse al primer instante de existencia del Universo. Podemos tener respuestas observando con cuidado la radiación de fondo de microondas.

Aunque todavía ignoramos cómo se originó la vida en la Tierra, Hawking sí tiene claro que somos una suma de casualidades difícilmente repetible. Así, puesto que la probabilidad de que una molécula tan compleja como el ADN se forme en un planeta a base de reacciones químicas es “muy escasa”, pienso que la vida puede estar latente en el espacio, y sembrarse en lugares concretos cada cierto tiempo, pero nos aconseja no caer en el error de creer que haya formas de vida similares a la nuestra.

De existir, los extraterrestres no se parecen a nosotros: “no se cómo podrían ser, pero seguro que no son como los humanos”. Los ovnis y los humanoides que ha inventado la ciencia ficción es cosa imposible, ahora y siempre.