No hay dos seres humanos que huelan los olores de la misma manera
Hoy queremos traeros un descubrimiento que tiene que ver con uno de nuestros más preciados sentidos: el olfato. Se acaba de descubrir que cada persona percibe de manera muy distinta los olores.

Por culpa de un aminoácido en un gen, un olor no resulta agradable o desagradable. Así, con más de un millón de variaciones en los 400 receptores olfativos, no hay nadie que tenga un sentido del olfato igual a otra persona. A continuación, más detalles curiosos sobre este tema.

Son unos 400 genes los encargados de codificar los receptores de la nariz. Casi un millón de variaciones pueden existir en lo que se refiere a los olores. Cada olor provoca que se activen partes de nuestra nariz. Sin embargo, cada uno de nosotros tiene una percepción muy distinta de los otros.

En efecto, si se comparan los receptores de dos personas al azar, encontraremos que existe una diferencia en, por lo menos, el 30% de sus receptores. Y esto significa que percibirá el olor de manera muy distinta a nosotros.

Cuando un olor nos gusta y a los demás no, se trata simplemente de una variación en la percepción del mismo. Así lo explica Mitsuo Matsunami:

Vimos que los individuos pueden ser muy diferentes desde el punto de vista de los receptores, lo que significa que cuando olemos algo, los receptores que se activan pueden ser muy diferentes de una persona a otra en función de su genoma. Y eso que en el estudio no se examinaron las regiones promotoras de los genes, que son muy variables, o la variación del número de copias de genes, que es muy alta en los receptores de olor, por lo que la cifra del 30 por ciento en la diferencia entre los individuos es probablemente conservadora.

No hay dos seres humanos que huelan los olores de la misma manera

Utilidad para la industria de alimentos y fragancias

A pesar de este descubrimiento, siguen existiendo misterios. Por ejemplo, no se sabe cómo se activan los receptores olfativos, qué es lo que los activa.

Eso sí, esta investigación servirá y mucho para nuestro día a día. La industria dedicada a los sabores, los perfumes o los alimentos ya se ha interesado en analizar los resultados del estudio:

Estos fabricantes quieren saber de una manera racional todo lo relacionado con el olor para producir nuevos productos químicos de interés, como nuevos perfumes o ingredientes con un nuevo sabor, y en este momento no hay ninguna base científica para hacer esto. Para conseguirlo, tenemos que saber qué receptores están siendo activados por ciertos productos químicos y las consecuencias de esas activaciones en términos de cómo los olemos y nos sentimos.