Una hierba medicinal china es más cancerígena que el tabaco
No es oro todo lo que reluce. Dos grupos de investigación estadounidenses y chinos han realizado dos estudios acerca de plantas medicinales chinas y han descubierto algo francamente desconcertante.

Al parecer, el género de plantas llamado Aristolochia, utilizado, sobre todo, en medicina tradicional china, es altamente cancerígeno y produce alteraciones y daños en el ADN. Vamos a descubrir todos los detalles a continuación.

Los artículos científicos se han publicado en la revista Science Translational Medicine. El descubrimiento básico radica en el hecho de que esta planta medicinal produce mutaciones en el ADN y tumores que, hasta la fecha, se atribuían a otras causas.

Bin Teah Teh, investigador del Centro Nacional del Cáncer en Singapur, comenta que se había asociado el ácido aristolóquico con una mutación del gen p53, estrechamente vinculado con los tumores en el tracto urinario.

Lo que hemos descubierto ahora, al hacer la secuencia completa del genoma/exoma, es que este compuesto ocasiona múltiples mutaciones de muchos genes -cientos e incluso miles-, mucho más que cualquier otra sustancia cancerígena, incluyendo tabaco o luz ultravioleta. Esto lo convierte en el mayor agente genotóxico descubierto hasta la fecha. Además, hemos utilizado por primera vez la firma molecular o ‘huella dactilar’ de este cancerígeno para detectar su implicación en cáncer de hígado, algo que nunca había sido asociado hasta ahora con este compuesto.

A la caza de otras sustancias malignas

En la actualidad, los equipos encargados de este estudio están investigando las firmas moleculares de otras sustancias para detectar otras posible plantas o alimentos con sustancias peligrosos.

De hecho, existen más plantas por el estilo envueltas en la duda. En el caso del ácido aristolóquico, ya aparecieron en los años 90 claros indicios de daño renal en mujeres tras su suministro en clínicas de adelgazamiento.

El problema es que el uso de plantas con este compuesto está muy extendido y puede ser causa de las muchas enfermedades renales y en el tracto urinario que se están dado últimamente. De hecho, en ciertos países como EE.UU. y Taiwán, la sustancia lleva varios años prohibida. Evitad tomarla.