Hito histórico: el rover ‘Curiosity’ consigue aterrizar en MarteLo han conseguido. Era una empresa casi imposible y, aún así, han tenido éxito. Por fin la NASA puede respirar tranquila. A las siete de la mañana (hora española) el vehículo espacial ‘Curiosity’ ha conseguido aterrizar sobre la superficie marciana sin incidentes.

Quizá a primera vista la noticia no tenga demasiada importante, pero en realidad supone un hito histórico tanto en la investigación espacial como en el desarrollo tecnológico de la humanidad.

Hace unos días adelantamos lo que sería la complicadísima maniobra de aterrizaje de la sonda que transportaba consigo el vehículo científico ‘Curiosity’.

No sólo se trataba de desacelerar una velocidad de 22.000 kilómetros por hora, sino que había que poder colocar sobre el suelo marciano, sin impacto y con total suavidad, un vehículo de una tonelada de peso, mediante un complejo sistema de grúas y desde el aire. Además, toda la maniobra tenía que ser automática, medida con precisión gracias a los ordenadores de a bordo debido a la imposibilidad de seguirla en directo.

La maniobra tenía una duración de siete minutos conocidos como Los siete minutos de terror. Durante ese tiempo, el centro de control en la Tierra no iba a tener contacto con la sonda. Pero pasados esos siete minutos, esta mañana, 6 de agosto de 2012, ‘Curiosity’ ha enviado una señal ya apoyado sobre la superficie de Marte. El mensaje del vehículo robot era el siguiente: Touch Down.

Se trata del mayor vehículo nunca enviado a otro mundo. Pocos minutos después del aterrizaje envió una primera imagen de su situación (la fotografía que hemos colocado arriba).

Ahora empieza el trabajo duro de análisis y experimentos de la superficie marciana, de su climatología y condiciones para tratar de averiguar si en algún momento tuvo vida y para allanar el terreno para una posible futura misión tripulada.